MEDIDA EN CONTINUO DE LA HUMEDAD PARA UN CONTROL AUTOMÁTICO DE LA PRENSADA.

En la actualidad la consecución de un calibre único en la produccón de baldosas cerámicas es tan importante como difícil de conseguir. Los controles habituales son tediosos e imprecisos para conseguir la uniformidad en el tamaño. La tecnología desarrollada en Macer automatiza estos controles aportando una gran fiabilidad y exactitud, y por tanto permite agrupar la producción en un único calibre.El sistema consigue eliminar las variaciones de densidad de las piezas prensadas fruto de los cambios en la humedad del polvo atomizado. Para ello, un sensor de infrarrojos mide en contínuo la humedad de las piezas a la salida de prensa, y en función de este valor envía a la prensa el valor de presión exacto necesario para conseguir la densidad aparente objetivo en seco. Este sistema, junto a la Placa Isostática de Macer, consigue que todas las piezas prensadas tengan una misma densidad aparente en seco.
Esta uniformidad de la densidad principalmente consigue la uniformidad de tamaños del producto final, pero además conlleva otras ventajas, tales como:-Aumento del control sobre el proceso.
-Reducción de problemas en horno derivados de la no uniformidad de densidad aparente, como curvaturas, defectos en la aplicación del esmalte, etc.
-Aumento de la satisfacción del cliente.
-Reducción de costes de producción.
-De gestión de stocks: gestión de menos referencias, reducción de espacio de almacén, etc.
-De inspecciones manuales para prevención de defectos.
-De producto no conforme.
-De corte y rectificado, ya que disminuye considerablemente la dispersión de tamaños a rectificar.