Las nuevas tecnologías aplicadas al sector cerámico han favorecido el desarrollo de una industria matricera especializada en diseño, construcción, reparación y asistencia técnica de moldes, punzones y cuchillas para el sector cerámico.

La innovación en diseño, la creatividad y el aumento de la producción de series cerámicas para la arquitectura y el interiorismo obliga a apostar por una actualización permanente en el desarrollo de los componentes necesarios para su proceso de fabricación, una necesidad que reclama el mercado y las grandes empresas cerámicas.