La fuerza de prensado se aplica mediante los punzones superiores que penetran en el alveolo de la matriz en el que se aloja el polvo. La pieza cerámica se conforma con la cara noble vuelta hacia abajo. Simplicidad constructiva, de lo que deriva costos de fabricación bajos, que unido a la alta productividad constituyen las mayores ventajas de este tipo de molde.